Emprender con confianza en uno mismo.


Nos ha costado concertar un día para poder hacer unas fotos y charlar un poco sobre el proyecto de Guillermo. La razón fundamental ha sido que Youwork crece y hay que volver a organizarse. Pero por fin llegó el día para poder hablar con este joven emprendedor del sector deportivo.

La mañana acompaña, la luz es muy buena para sacar un buen retrato. Veo bajar por la calle a una persona sonriente, dispuesta a cederme su tiempo para poder conocer mejor su proyecto empresarial. Después de contarnos qué ha sido de nosotros en este tiempo, a parte de lo que irremediablemente evidencian las redes sociales, y tomar varias fotos hasta encontrar la más adecuada, nos sentamos a charlar un poco:

YW: ¿Cuál fue el motivo que te hizo comenzar a trabajar por tu cuenta?

GG: Llevaba tiempo trabajando en gimnasios para otras empresas como monitor de sala e incluso como entrenador personal. Hubo un momento el que sentía que no podía aplicar todo lo que yo creía conveniente en los entrenamientos de los clientes porque obviamente te tienes que ceñir a lo que tus superiores te indican o a la línea del propio gimnasio. Para una persona inquieta y creativa eso es un problema si quiere crecer como profesional. Entonces lo tuve muy claro. Ya tenía algunos clientes, pero no eran suficientes como para arriesgarme a trabajar por mi propia cuenta. En cuánto vi la oportunidad me lancé. No lo he dudado.

YW: Entonces, ¿no has sentido 'miedo' en ningún momento? ¿Cómo reaccionó tu familia ante esta decisión?

GG: ¿Miedo? Ninguno. En este sector si ya conocen tu forma de trabajar es más sencillo que contacten contigo. La publicidad principal es el boca a boca, y si además tus amigos, conocidos y familiares te ayudan en este sentido, pues mucho mejor. En cuanto a la familia, ellos siempre me dan su punto de vista, pero después intento tomar mi propia decisión haciendo balanza de los pros y los contras de cada situación. Mi familia sabía que siempre he querido ser entrenador personal, así que no les ha cogido por sorpresa esta decisión. De todas formas, la familia siempre ayuda, ¿no?

YW: ¿Crees que el sector de entrenadores personales se está masificando? ¿Cómo consigues diferenciarte del resto?

GG: Sí, lleva tiempo masificado. Sobre todo porque salen entrenadores personales de debajo de las piedras. Llevo muchos años formándome para poder dedicarme a esto, y eso es un factor fundamental para conseguir buenos resultados. Además de mi formación universitaria en el Grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, continuamente realizo cursos específicos para la ampliación de mis conocimientos. Y aunque pueda parecer que no, aplicar la creatividad a la hora de diseñar un entrenamiento es muy útil para hacer que tu trabajo, además de efectivo, sea diferente al que otros puedan plantear.

YW: ¿Cómo influye la complicidad del cliente en tu nivel de ingresos?

GG: Mucho. Saber enganchar a los clientes también es fundamental para tener buena publicidad y para tener unos ingresos estables. A veces es complicado, porque depende mucho del grado de implicación del cliente con el entrenamiento. No todo el mundo está acostumbrado a hacer deporte, de hecho hay personas que nunca han practicado deporte y recurren a un entrenador personal. Cuando planteas una rutina de entrenamiento que el cliente no sigue según tus pautas, los objetivos que te habías propuesto para él son complicados de conseguir. Entonces el cliente puede caer en la tentación de no seguir con el servicio de entrenamiento personal. Otras veces depende de la propia situación económica o personal del cliente y puedes perderlo, de forma temporal la mayoría de las veces.

YW: ¿Te ves toda la vida siendo Entrenador Personal?

GG: Ahora mismo, sí. Como no me veo es dando pasos atrás, siendo monitor de sala o trabajando para otros, al menos en España. Si saliera trabajo fuera del país, no lo dudaría siempre que las condiciones fueran buenas. Pero si me quedo en Sevilla pienso seguir trabajando por mi cuenta. Puedo plantear formas de trabajar que antes no podía por tener que ceñirme a la perspectiva de otros. Ahora siento mucha libertad para poder crecer como profesional.

-FIN-.

Conocí a Guillermo hace algunos años ya. Aquel joven monitor demostraba ya responsabilidad e implicación en su trabajo, y puedo confirmar que en aquel momento tenía claro que quería seguir formándose para poder llegar a donde se encuentra hoy. La constancia en esa actitud lo ha convertido en un hombre seguro de si mismo, que irradia pasión por lo que hace, y que contagia optimismo y ganas de seguir adelante. Ha sido un verdadero placer poder reencontrarme con él y poder apreciar esta magnífica evolución.

#Autónomo #emprender #deporte

46 vistas

© 2016 Youwork Asesoramiento

CL Ntra. Sra. del Rocío 4 Local 2

Gines, Sevilla